lunes, 10 de agosto de 2009

Proyectos

En un mes viajaré a Londres. Empiezan mis proyectos de ver mundo, aprender idiomas, crecer...
Dice mi padre que me voy al "mundo civilizado, el peor mundo". Que si me fuera a África dónde el producto que siempre ha estado de moda ha sido la miseria, compartirían conmigo lo poco que tuvieran. En nuestro mundo civilizado, me advierte que si me va mal no harán más que mirarme por encima del hombro y animarme a volver a casa.
Es un periodo de cambios. Estoy asustado. He visto muchas fotografías de cuando era niño. Me ha tomado de repente el ferviente deseo de poder parar el tiempo... Lejos de no querer crecer y ser siempre pequeño sólo pido un poco de calma, que no corra tanto el segundero.
En unos días cumpliré veinte años... Solamente empiezo a vivir, y tengo muchos proyectos, demasidas desilusiones y pocos deseos de adquirir lo que me ofrece este mundo. Pero aún quiero más.

El Vendedor de Versos.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

espero que per Londres et vagi de puta mare, i puguis tornar i fer una quedada per explicar-me el viatge.
M'agradaria que em recordessis per algun e-mail o alguna cosa, el dia del teu cumple..
I recorda, aquí, a la distància, tens una amiga que t'estima moltíssim...

M'encantava veure't cada tarda.
Un petó!

[la teva catalana:)]

Elianne dijo...

No te asustes. Ves donde te lleve el corazón y aprende a vivir y a ser feliz...crece, como tu dices.

Ya sabes que podemos parar el tiempo, que los instantes pueden quedar congelados igual que un sentimiento clavado de por vida en el corazón...

Vuela alto, aunque me cueste tanto perderte, vuela.

Violetcarsons.

Ex Anónima dijo...

Viví exactamente la misma sensación hace algo más de un año... Viví en Inglaterra otro y ahora de vuelta, me reencuentro con tus palabras y mis emociones... Un regalo imprevisto...
No tengas miedo, aunque al principio no entiendas una fucking word... todo se andará...y sobre todo, si te dicen "I´m coming", aparta la cabeza... jejeje!! :P

Paqui Hilton dijo...

Eres genial, no me cansaré de repetirtelo.